«Y amarás a Jehová tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma y con todas tus fuerzas». Lo escrito en Deuterenomio 6:5 podría mostrar a algunos que Dios es un Ser egocéntrico que reclama a los hombres que lo amen. Y no solo que lo amen. Sino que lo amen con todo lo que tengan en su interior. Los ateos, que siempre están pendientes del Señor por extraño que parezca, usualmente toman este pedido del Creador para atacarlo: «¿Qué clase de Dios exige que lo amen por encima de todo y de todos? Definitivamente, si Dios existe, es egocéntrico». Además, dicen de Él que es celoso hasta la médula —en el sentido mundano de la palabra— porque entre los mandamientos de la ley mosaica está escrito: 1. No tendrás dioses ajenos delante de mí y 2. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra, no te postrarás ante ellas ni les servirásGtx Zapatos Salewa Hacia Negro S Fuera Incendios Ms Caminar Para Forestales Mimosa  (Deuteronomio 5:7-8). Es decir, Jehová no solo debe ser amado por sobre todo ser, sino que debe ser adorado, reverenciado, alabado, sin absolutamente nadie que le haga la menor sombra. Cualquier despistado podría pensar: «Sí, pues. Dios es egocéntrico».

Ahora bien, quienes hemos aceptado a Jesucristo como Señor y Salvador entendemos por qué Dios es el único digno de amor absoluto, alabanza y adoración. Y es que estamos hablando de nuestro Creador. Y no solo eso. Estamos hablando de alguien que nos amó primero, y nos amó tanto que propició el sacrificio de su Hijo para el perdón de nuestros pecados. Tamaño gesto de desprendimiento no tiene parangón alguno. Pero la interrogante persiste: ¿Por qué Dios exige que lo amemos más que a nadie? ¿Cuál es su afán por demandarnos exclusividad? Si justamente Jesús nos enseñó que la humildad es la actitud correcta y no la soberbia. Sería un contrasentido pensar que un Dios que aboga por la humildad tuviera la necesidad de alimentar su ego demandando de los hombres una atención preferente. Obviamente, Dios nos pide todo eso no porque lo merezca —que sí es el caso—; sino que hay otras razones fundamentales para una demanda de tal magnitud.

Quién, sino nuestro Señor, estará siempre ahí, dispuesto las 24 horas del día, siete días a la semana, treinta días al mes, 365 días al año, para velar por nosotros.

Dios es perfecto. Y su diseño también lo es: el mundo, los seres vivos, el hombre. Todo lo que Él ha dispuesto obedece a razones poderosas y verdaderas, sin margen de error. Y Él sabe que durante nuestras vidas, nosotros experimentaremos tribulaciones, dolor, pérdidas brutales. Sabe, pues, que finalmente solo nos tenemos a nosotros mismos como únicos compañeros de viaje desde que nacemos hasta nuestro lecho de muerte, que tarde o temprano nuestros padres van a partir, nuestros hermanos, nuestros mejores amigos. Nosotros mismos. Y es a la luz de Su sabiduría que Dios se nos muestra como depositario de toda nuestra atención porque si nosotros pusiéramos todo nuestro amor solo en las personas que forman parte importante de nuestras vidas, tarde o temprano el mundo pasaría a ser un vasto desierto, ante la ausencia de esos seres queridos. Y no solo me refiero a la muerte, sino también a cualquier tipo de alejamiento, sea por cuestiones de distancia geográfica, rupturas, decepciones, etcétera. Quiero decir que los lazos que unen a los humanos, por más fuertes que parezcan, todos son susceptibles de romperse.

En cambio, si amamos a Dios por encima de todos los demás, toda pérdida podrá ser amainada al refugiarnos en sus brazos. Él es nuestro consuelo eterno. Por algo el Espíritu Santo es el consolador. El Señor es, pues, el único lazo irrompible. ¿Comprenden entonces por qué es crucial que amemos a Dios más que a nadie en el mundo? Díganme si Su sabiduría no es patente. Dios sabe que vivirás episodios cruentos, que tal vez no haya un hombro sobre el cual llorar al final de un día de eventos aciagos. Que no siempre estará mamá o papá para guiarte y aconsejarte. Él sabe que tus hijos, antes o después, saldrán de casa a perseguir sus propios sueños y que quedarás solo. Quién, sino nuestro Señor, estará siempre ahí, dispuesto las 24 horas del día, siete días a la semana, treinta días al mes, 365 días al año, para velar por nosotros.

Queda claro, pues, que de egocentrismo no hay ni sombra. Si amas a Jesús, así como al Padre y al Espíritu Santo, por encima de todo otro ser, el beneficiado serás tú. Más claro no puede ser. Por eso: alabado sea el Señor, por todos los siglos. ¡Amén!

Advertisement
Anuncios
Report this ad
Report this ad

4 comentarios

  1. Al amar totalmente a Dios y por encima de todas las cosas, nos acercamos más a él y por ende, recibimos todas sus bendiciones. La sabiduría de Dios se manifiesta entonces en el mandamiento nuevo que nos dio Jesús: “Ámense unos a otros como yo los he amado”. Lo cual nos lleva a brindar el amor buscando la misma dimensión de pureza y compromiso que manifestó nuestro Salvador hasta ofrendar su propia vida por nosotros. Es por eso, que el único camino hacia Dios es Jesús (Nadie va al Padre si no a través del Hijo. Juan 14:6) que es en sí mismo el amor celestial. Amando a Jesús amamos a Dios y por tanto nos acercamos al Creador.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por el aporte. Sin duda, amar a Dios sobre todas las cosas, lejos de parecer una imposición vertical y egocéntrica, encuentra mucho sentido en las consecuencias de ello: el Señor estará siempre con nosotros y, como bien dices, nosotros nos acercamos más a Él, haciendo de nuestra vida un camino con verdadero sentido espiritual.

      Me gusta

  2. Que puedo decir creo que dios se muestra egocéntrico con los hombres hasta un punto estoy pasando por una mala racha en mi vida no tengo amigos no tengo novia no tengo trabajo mi familia nunca me a demostrado una palabra de amor no tengo titulo universitario mis sueños están estancados y sufro de fobia social de pequeño sufrí bullyng mi padre murió cuando yo tenia un año de haber nacido nunca lo conocí fui rechazado por las chicas desde pequeño estudie con muy mala gente me hice inseguro y desarrolle ataques de pánico a los 18 años sufriendo de un trastorno de ansiedad generalizada estuve dos años tomando medicinas luego caí en una adicción a la pornografía como no tenia novia durante varios años era mi forma de calmar mi necesidad sufrí de hipertension arterial siendo un muchacho de 18 años tomaba pastillas para la presión arterial un día le pregunte a dios porque me odiaba tanto porque nunca me había escuchado sabia todo lo que yo le pedía pero solo me dejaba un maldito silencio me puse encontra de el le decía grocerias llegue a sentir odio por dios le preguntaba porque maldita sea nunca me había ayudado busque ayuda con un padre en una iglesia católica ya que había hido a un medico psiquiatra y me había dicho que yo era bipolar estaba muy mal me sentía acabado odie mas a dios le decía grocerias hasta que una noche tuve una horrible pesadilla donde luchaba contra el maligno yo estaba herido y en ese momento ore el padre nuestro derrepente me sacaron los cuchillos que tenia clavado y me liberaron de esa mala pesadilla fui librado me desperté y sentía mucho miedo en ese momento seguí en oración y glorifique a dios mucho hasta que me sentí en paz sin embargo mi vida es la misma sigo igual pienso que dios permitió esa mala pesadilla con la intención de que yo lo glorificara quería que a pesar de todas las cosas que e pasado y las veces en que el me a abandonado a pesar de todo eso yo lo glorificara siento que fue egoísta de su parte un dios egoísta y vengativo en vez de ayudarme a mejorar mi vida y cumplir mis sueños a el le interesa es cuanto sufrimiento podemos aguantar sin quejarnos es como te quito todo te dejo sin nada si yo quiero te mando un castigo horrible enfermedad hambre miseria pero igual tu me tienes que glorificar y amar dios es cruel es como si yo tuviera una esposa y para probar su amor por mi la abandonara la humillara la pisoteara la ignorara la tuviera pasando hambre y malos tratos para ver su fidelidad por mi que soy su esposo esa mujer de seguro que se hiria de mi vida para siempre me odiaría mucho entonce por eso ella es mala por no aguantarse todo ese sufrimiento y seguir conmigo a mi lado como buena esposa entonces yo por eso tengo que rechazarla decirle que no es una esposa digna y mandarla al infierno por eso es una locura amar es cuidar respetar valorar ayudar comprender hacer el bien llevar hacia la felicidad no estar probando con sufrimientos y desgracias a las personas y decirles depende de como tu veas la situación esos sufrimientos te ayudan a crecer a ser fuerte así que aguántate tu sufrimiento eres un mártir eso no puede ser eso es humillar y pisotear al ser humano eso no es amor eso es ser egocéntrico tener el poder y tenerte en esclavitud del sufrimiento igual que todo es para el propósito de dios que todo se trata del propósito de el entonces nosotros somos fichas en un tablero de ajedrez donde somos sus peones entonces no todo es para el bien de nosotros para nuestro bienestar a unos les hira bien a otros mal por desgracia unos ganaran el cielo otros el infierno por designios divinos eso no puede ser que dios permita que el maligno haga estragos en la humanidad que engañe a los seres humanos todo lo que estamos viendo hoy en este mundo las maldades que se ven los inocentes como sufren y todo eso por un propósito divino ese dios es una mierda de verdad

    Me gusta

    • David, primeramente lamento mucho los problemas que has tenido y que sigues teniendo. Darte una respuesta que pueda satisfacerte en estos momentos de mucha amargura sería muy complicado. Pero te diré que el enfoque que estás dando es erróneo, pues estás culpando a Dios por todo lo malo que sucede, y estás pasando por alto el hecho de que muchas situaciones ocurren como consecuencia del accionar de las personas. Y si Dios permite que las malas personas operen, es porque Él ha hecho libres a todos los seres humanos, libres para hacer el bien o el mal. De lo contrario, nos hubiera hecho como robots preprogramados para hacer solo el bien. Y creo que eso habría sido inviable. El ser humano tiene libre albedrío. Los que creemos en Jesucristo como Señor y Salvador sabemos que, aún en las peores circunstancias, todo obra para bien de los que amamos a Dios. Es una promesa de Dios mismo. No te conozco, pero es posible que no hayas buscado a Dios con humildad y arrepentimiento por tus pecados. Y que solo hayas esperado que Él actúe, sin antes haberle recibido. Dices que buscaste ayuda en un cura católico. Pues te digo que no fue una buena idea. La religión no salva ni restaura. Solo Jesucristo, quien murió por ti y por mí, por tus pecados y los míos. La palabra dice: “Busca primero el reino de Dios y su justicia y todo lo demás será añadido”. Pero sucede que muchos hemos cometido el error (y me incluyo) de buscar primero satisfacer nuestras necesidades y saciar nuestros deseos y recurriendo a Dios solo cuando nos ocurre una desgracia. Si te hace sentir mejor, te contaré que yo tengo trastorno esquizoide (algo muy parecido a tu fobia social); también soy hipertenso, tampoco tengo novia y soy solitario. Además, tengo a mi madre con Alzheimer y a mi padre con una enfermedad neurodegenerativa incurable. Etcétera. Como puedes ver, nadie está libre de aflicciones. Pero estaría muerto o loco si Dios no me hubiese sostenido hasta ahora. Que Dios te bendiga. Búscalo.

      Me gusta

Responder

Alto Loreg Rosa Textil Primavera Cuero De Llamarlo Tacón Color De Sandalias De vXZRwqd